AP2U
Blockchain, un término que plantea una gran revolución en muchos ámbitos

Blockchain, un término que plantea una gran revolución en muchos ámbitos

< Volver
15/01/2018

Blockchain, es de los términos que más se escucha en estos tiempos. Te resolvemos las dudas más frecuentes referente a este tema y a sus usos en marketing digital.

¿Qué es el Blockchain?

Es una tecnología que permite la transferencia de datos digitales de una manera completamente segura y transparente gracias a una codificación muy sofisticada, sin necesidad de un intermediario que apruebe y confirme los datos. Esto se hace por medio de diversos nodos independientes entre sí que registran la información y la validan. Esto hace que una vez la información sea introducida no podrá ser borrada, solo se podrán añadir nuevos registros. Esto último se considera misión imposible.

Resumiendo: sirve para agilizar, abaratar y asegurar procesos. Todas las transacciones serán hechas con una total transparencia y se eliminarán los intermediarios.

¿Cómo funciona el Blockchain? 5 pasos para entenderlo

  1. Transacción: Dos partes, Laia y Joan, deciden intercambiar una unidad de valor (una moneda digital, un título educativo/ profesional, u otra representación digital de algún activo) y comienzan una transacción.

  2. Bloque: La transacción es mandada con otras transacciones pendientes creando un “bloque”. Este bloque es enviado a la red de ordenadores (también llamados mineros) que participan en el sistema.

  3. Verificación: Los mineros valoran las transacciones y las validan por medio de cálculos matemáticos y unas reglas acordadas. Cuando llegan a un “consenso” las transacciones se considerarán verificadas.

  4. Hash: Cada bloque que se verifique se sella temporalmente con un “hash” criptográfico. Todos los bloques contienen referencias a los hash de bloques previos, creando así una cadena de registros.

  5. Ejecución: La unidad de valor se mueve de la cuenta de Laia a la cuenta de Joan.

Usos de blockchain en Marketing Digital

  1. Más seguridad en las compras online: No es posible hacer falsificaciones. Con los productos dentro de la cadena de bloques se podría hacer un seguimiento desde su fabricación hasta su destinatario. Por lo tanto, es posible verificar que lo que se compra no sea una copia. Un ejemplo de esto es la compañía Volpone y su vino con certificación Blockchain. Al escanear el código QR de la botella tendrás la información exacta desde el cultivo de uvas, cada transacción realizada por los proveedores y el cliente final.

  2. Responsabilidad de las marcas: Hasta ahora si una empresa se proponía hacer algo nosotros no podíamos más que confiar en su palabra o bien recurrir a un profesional (ya sea un abogado, un notario, etc.) para estar seguros de que se cumplía. Esto cambia con el Blockchain y sus contratos inteligentes, es decir, que se cumplen automáticamente una vez que las partes han acordado los términos. Estos no se pueden destruir. Un papel se puede robar, desaparecer, quemarse, etc. Con Blockchain la “promesa de la empresa” es responsable y pública.

  3. Fin de los trolls: Piensa por un momento que para usar Internet tuviésemos que valernos de una tarjeta o clave única y universal. Una clave que sustituiría a todas las anteriores que utilizáramos para navegar, para el banco, las redes sociales y demás datos personales. Si toda esta información estuviera en una red de Blockchain se pondría fin al anonimato en redes sociales(dichosos trolls) y a todos aquellos que se hacen pasar por otras para atacar a su competencia. Esto aumentaría la seguridad del usuario.

  4. El usuario manda: El debate actual con respecto al Blockchain y el marketing digital se centra en qué hacer si el usuario quiere cobrar por ofrecer sus datos o por recibir un anuncio. Y es que, claro, en el universo de la cadena de bloques cada usuario es propietario de sus datos. Así que, por ejemplo, si una marca quiere hacer llegar un mensaje a un usuario esta tendría que preguntarle. El consumidor pondrá precio a la transacción. Y habría que pagar al usuario, pero no al medio en el que se muestra el anuncio. A raíz de esto se tendría un usuario más fiel (especialmente si ha decidido ofrecer sus datos).

Fuente: https://www.blockchain.com/
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador aquí.